La limpieza de las alfombras suele ser una tarea del mantenimiento del hogar que no tiene una elevada prioridad. Se trata de un proceso que puede resultar tedioso y, si no se conoce cómo realizarlo, es posible que se postergue indefinidamente. Esto no es recomendable ya que se acumula gran cantidad de polvo, ácaros y agente alérgenos que pueden ocasionar problemas de salud.

Una opción para solucionar este problema es utilizar un servicio de limpieza de alfombras. Una ventaja de estas empresas es que cuentan con equipos profesionales que permiten limpiar el alfombrado de manera rápida y en mayor profundidad que si realizáramos la limpieza nosotros mismos.

La principal desventaja de los servicios de limpieza de alfombras es el costo. El precio de estos servicios varía de acuerdo a la empresa utilizada y depende de diversos factores, entre ellos:

  • El tamaño de la alfombra
  • El tipo de material del cuál esté compuesta
  • La antigüedad del alfombrado
  • Si se realiza la limpieza a domicilio o si se lleva la alfombra al local del servicio de limpieza

Otra alternativa es realizar la limpieza de las alfombras de forma personal. Este método es mucho más económico pero demanda más tiempo y esfuerzo. Algo a tener en cuenta para evitar que se acumule mucha suciedad en las alfombras es que pasar la aspiradora una vez por semana permite mantener las alfombras en buen estado por más tiempo.

Para ver mas informacion sobre cómo limpiar las alfombras uno mismo se puede consultar el sitio Limpieza de Alfombras.

nota 14